04 septiembre, 2007

Cuento de la (no) risa.

Érase una vez, un departamento de RRHH de una empresa encargada de la animación socio-cultural de algunos de los distritos de la Comunidad de Madrid.
Una de las tareas de dicho departamento, era la de comunicar a los diferentes monitores/profesores los horarios y los talleres que les han sido asignados para el nuevo curso.

Una coordinadora con antenas, se dispuso a llamar a uno de los trabajadores para comentarle los horarios nuevos. Antes de llamarle, miró las caracteristicas del contrato.:
Horas a la semana:3 . Distrito: La Latina. Actividad: Risoterapia. "¡Anda,¡mira!-se dijo la coordinadora-¡Qué curioso!. Seguro que es un tio super majo!! Y marcó su numero de telefono:


-¿Sí?
- Hola, buenos días!Te llamo de la empresa X ( no se puede hacer publicidad en un cuento).
-Ah, sip. Dime.
- Mira, te llamaba porque estamos organizando ya los horarios del curso que viene, y quería confirmarlos contigo para ver si te vienen todos bien.
-Vale.
-De acuerdo, pues te digo. Los miercoles 3 horas de 17.00 a 20.00 en el centro Y.
-Si.
- .....
- .....
-¿Le viene bien el horario?
-Si, bien.
-Entonces le confirmo esas horas, y a finales de septiembre volveremos a llamar para que venga a firmar el contrato.
- Vale.
-.....eemmm...bueno, pues nada mas...un saludo y gracias.
- Adios.

MORALEJA: No nos dejemos llevar por los tópicos. Los "risoterapeutas" ( no se si se dice así) por mucho que utilicen la risa en sus terapias, y aunque se puedan pasar 8 horas al día riendo...no tienen por qué ser simpaticos.


En fin, si es que tampoco se le podía pedir más al señor. Al fin y al cabo...estaba de vacaciones.

6 comentarios:

Sari dijo...

jajajajajajjajajaja, si es qno a todo el mundo le gusta su trabajo, jajajajajjajaja.
Un besazo apa!!!!!!

Zendir dijo...

Jajajajaja, buenísimo el cuento. Me has sacado la primera sonrisa del día.
Mujer, yo entiendo que a un pastelero cuando llega a casa por la noche no le apetezca ponerse a hacer un pastel pero... ¡ser un poco amable no cuesta nada!
Olé olé y olé por esa hormiguita curranta y anecdótica.

GatitoLindo dijo...

jejeje, lo que tu dices...está de vacaciones y no se lleva el curro a casa, jajaja!
Aunque mira, a costa de él nos estamos riendo, asique debe ser bueno en su profesión!

El Maestro dijo...

La verdad es que el cuento es muy bueno XD Y lo mejor, "basado en hechos reales" como las pelis de sobremesa de A3 (ups, no se podían decir empresas >_<)

GatitoLindo dijo...

vamos hormiguita!!!Escribe otra vez, que al final llega el invierno, te pones a invernar y no nos cuentas ná...no seas hormiga roja,eh?
Maiu

Carlos de la Cruz dijo...

Muy bueno, sí señora ;).

Como siempre, la realidad supera a la ficción: "La increíble historia del risoterapeuta soso"