10 noviembre, 2007

Allí estás. Esta vez has tenido suerte, y puedes ver el "espectáculo" sentado.
Varias personas leen su periódico gratuito. Otras, mientras tanto, escuchan música en su Mp3 o directamente desde su móvil de "última generación". Hasta ahí todo bien.
Pero si te fijas un poco más minuciosamente, puedes observar algunos matices en esas situaciones:
Una mujer que está de pie, da lijeros golpecitos con las paginas de su periódico en la cabeza de un chico que está sentado justo su lado. El chico, la mira con cara de pocos amigos, mientras intenta concentrarse en sus apuntes de derecho.

Un poco más al fondo, hay un chico con los cascos puestos y compartiendo su música con medio vagón. "Sé quedará sordo"-piensas mientras observas a la chica que lee a su lado un libro en inglés, y que, si no me equivoco, lleva más de 4 paradas en la misma página...supongo que le es imposible traducir con el "PUM, PUM, PUM..." incesante de la música del chico de al lado.

Al mirar justo al otro lado, no puedes reprimir que se dibuje una sonrisilla en tu cara, al ver que una chica pega cabezazos sin parar, mientras la mujer que va a su lado la mira con miedo a que se le caiga encima.
A mi lado, va una chica leyendo un libro. "Ummm...parece interesante...a ver qué pone..."Después de leerme media página, noto que la chica me mira de reojo un tanto incómoda, y yo, algo avergonzada, quito rápidamente la mirada de su libro y disimulo mirando por la ventana.

El señor que no deja pasar al chico que intenta salir hacia la puerta; la chica que pierde el equilibrio en un frenazo y casi se cae sobre un hombre que lee su periódico no gratuito; la mujer que pregunta si va en el sentido correcto; la entrañable señora que hace punto mientras la gente la mira algo extrañada(verídico); gente empujando a otra gente diciendo: " a ver, que hay sitio al fondo...", y las personas con la mirada perdida, que solo piensan en cogerse ese mismo tren pero ocho-nueve horas más tarde y en sentido contrario.

5 comentarios:

GatitoLindo dijo...

aiiiis!que de anecdotas pasan en el tren...como cuando me encontre a un hombre que decia a gritos que era amigo del principe Pio...jajajaja!

GatitoLindo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zendir dijo...

Me ha encantado la descripción hormiguita. Has descrito perfectamente un día normal a bordo de nuestro maravilloso transporte público (vuela).

Un besín.

Sari dijo...

Y no te olvides del niño q va al colegio y va dando mchilazos a todo el mundo xq no se da cuenta de q lo q lleva a la espalda es un arma blanca!!!!!!!!!jajajajajajaj.
Muy buena descripción, si señor.
Un beso wapa!!!!!!!1

El Maestro dijo...

Sin duda, el más coñazo de todos el/la maquineto/a con el movil a to´ meter.

Bastante permisivo me parece que siga viviendo teniendo esa existencia tan insulsa, pero que encima comparta con todos su deleznable gusto musical...

¡Hortera!