14 septiembre, 2008

Historia de Mara ( IV )

Era domingo. Mara se despertó y miró el reloj. Las 13.30. Hacía mucho que no se despertaba tan tarde. Claro, que también hacía mucho que no se acostaba casi al amanecer.
Se sentó en su cama y cogió el movil buscando la L en la agenda telefonica. Miró el nombre de Leo junto a su número de teléfono y se le escapó una sonrisa.

Mara encendió una barrita de incienso y se dispuso a pegarse un baño. Desde que se despertó no hacia más que recordar la larga conversación que había tenido con Leo.
Cuando salieron de la estación caminaron por el paseo que había detrás de la casa de Mara. Leo le propuso sentarse en un banco para seguir con su conversación.
Hablaron de todo un poco, de lo irritante que le resultaba a Mara su jefe, de sus antiguas amigas, de Tina y de su fiesta de cumpleaños. Leo le contó que llevaba poco tiempo viviendo en la ciudad, que trabajaba en una tienda en el centro y (con cierto tono de indignación), que no había podido acabar sus estudios porque había tenido que ayudar a sus padres poniéndose a trabajar muy joven.
Todavía con el pelo empapado, Mara salió del baño canturreando. Miró el teléfono y las ganas de contarselo a alguien pudieron con ella. Marcó el número de teléfono de Tina y esperó a que respondiera desde el otro lado.

  • Si...? -contestó Tina con voz de acabarse de despertar.
  • Hola guapa! te he despertado?
  • No, bueno...me desperté hace un ratito...pero tengo un dolor de cabeza....
  • Resaca quiza?
  • Tengo la resaca más grande del universo ..jeje......dijo Tina riendo débilmente.
  • Entonces fue bien la fiesta? Lo pasaste bien?
  • Jo Mara, te tenías que haber quedado, fue un fiestón....
  • Me alegro de que te lo pasaras tan bien!!- dijo Mara alegremente.
  • Sí...los chicos de la benemérita acabaron haciendo un striptease y tirándose a la piscina, jajaja!
  • Jajajaj!! que bueno! Pues nada, a la próxima me tendré que quedar más tiempo!
  • ...
  • Qué pasa?
  • Qué contenta estás no?
  • Jejeje, si bueno.....-dijo Mara soltando una risilla nerviosa.
  • Si bueno, jijiji....??? hay algo que me quieras contar?
  • Tina, ayer me encontré a un chico en la estación y bueno....
  • Un chico? qué chico?
  • Bueno, un chico que conocí la semana pasada en la estación de tren. Me cai y me ayudó a levantarme y me lo encontré ayer por la noche también en el tren....
  • Uy, uy, uy!! y que pasó?
  • Na'...me lo encontré a la salida de la estación y salimos juntos de alli. Fuimos andando hacia el paseo que hay detrás de mi casa, y bueno, empezamos a hablar de todo un poco....
  • Y.....???
  • Y nada tia, estuvimos hablando horas sobre nuestros trabajos, nuestros amigos....me sentí muy bien hablando con él...
  • Y es guapo?
  • Tiene su puntito...y una voz muy dulce, jejejeje....
  • Su puntito....Mara....te estás escuchando?
  • Qué.....
  • Hacía muchisimo que no te oía hablar ilusionada como lo estás haciendo ahora...
  • Que no tía, si es que me sentí agusto y ya está, si no le conozco de nada....
  • Ya...y no pasó nada?
  • No...me acompañó a casa y ya está...bueno me pidió mi número de teléfono y él me dió el suyo, jejeje!
  • Pues tia, estás tardando!
  • Que no! que vergüenza, que me llame él!
  • Mara, no seas antigua. Llámale y quedais a tomaros algo, aunque no sea hoy, pero en esta semana para el próximo finde.
  • Bueno, ya veremos....
  • Sabes?-dijo Tina pensativa- voy a tener que empezar a creer en los rollos esos del destino, los deseos y todas esas cosas.....
  • Y eso? por qué lo dices?
  • Pues...porque le pedí a mis velas que conocieras a alguien en mi cumple...y bueno...en mi fiesta no fue, pero sí en el día de mi cumpleaños...no te crea un poco de inquietud esto?
  • Jajajajaj!!! estas loca
  • Si, si...
  • Bueno guapa, te dejo, que tengo un batiburrillo de ropa por toda la habitación..va siendo hora de recogerla.
  • Va siendo hora de encontrar el amor, entregarse a la pasión y vivir siempre en compañia, no crees?
  • Anda Tina, no corras tanto...que seguro que al final esto se queda en nada....
  • Pues no dejes que sea así. Prueba Mara, llevas mucho tiempo a la sombra. Si te apetece algo, hazlo. Lucha por las cosas que quieres...
  • Pero si tienes razón, pero que te repito que no le conozco de nada...
  • Bueno, ya me contaras...
  • Hasta pronto guapa.
  • Ciao Mara.

Mara colgó el teléfono y miro su móvil. Lo cogió y miró el nombre de Leo, que todavía estaba en la pantalla. Limpió la pantalla con el dedo pulgar y después de dar un suspiro, volvió a dejar el movil en la mesilla y se fue a su habitación.

5 comentarios:

Zendir dijo...

Así que al final sólo estuvieron hablando... Ay!! Q bonito... Espero pronto la siguiente entrega. No hay que darte palabritas? Jejeje

Muaks!

Celia dijo...

Nena, creo que al final vas a tener que hacer un libro porque esto está taaaaaaaaaannnnnnnnnnnnn interesante.jajaja

Celita*

GatitoLindo dijo...

Vamos Mara!!!Llamale!!!! :)

Nere dijo...

Que le llame que le llame!!!!! guauuuu!!! me encanta!!!

Estoy con celia!!! debes escribir un libro!!! jajajajaa!!!


Muchos besitos preciosa!

Anónimo dijo...

Bueno a lo mejor no es el post adecuado pero me parecia bueno idea escribirte aqui.

Me alegro mucho de tu cochecito nuevo, deseo de todo corazon que lo disfrutes MUXO, MUXO. Y ten muxo cuidadito eh Di.

Un besito muy grande y bienvenida a la carretera jejejejej.

PD: Practica mucho, que tienes aun algo pendiente, no me olvido.